Friday, December 9, 2016

Río 2016: Fueron inaugurados los JJOO con una espectacular ceremonia

Encabezada por Luis Scola, la Argentina vivió con locura la entrada en el Maracaná, en medio de gritos de alegría y reprobación brasileña; Pareto buscará hoy la primera alegría para la delegación nacional

 AAA- Cer Ina rio 016

RIO DE JANEIRO.- Un par de minutos antes, el Maracaná había soltado la primera gran exclamación con la salida para desfilar de la delegación alemana. Cuando de pronto, a las 20.58, apareció bien alta la bandera argentina. Detrás de Luis Scola , el resto de ladelegación había parado de saltar y cantar. La euforia de un momento inolvidable le daba pasa al disfrute, a incorporar esas sensaciones que nunca se irán. Luifa se afirmó bien, como cuando se faja debajo de los tableros, y dio el paso al frente. No hubo necesidad de presentaciones: al ver los colores, los aplausos se mezclaron rápidamente con gritos de algarabía y también de reprobación de muchos aficionados brasileños, casi como una escena virtual de la final del Mundial 2014 que no fue. Pero, ¿qué le iba a hacer ese sonido ensordecedor al abanderado del pueblo, al gran capitán de la Generación Dorada, que en Atenas le volcaba la pelota al Dream Team? Y detrás los demás: las leonas saltando, los seleccionados de handball, con Matías Schulz sacando pecho como cuando abre sus brazos y pone cuerpo y alma a cara descubierta ante los gigantes que se elevan a pocos metros. “Argentina” se anunció en varios idiomas, pero ya era tarde: todos se habían dado cuenta. Una recepción que será inolvidable para todos: los que estuvieron, los que debieron quedarse en la Villa porque compiten hoy temprano y los que todavía no llegaron porque participan más adelante en sus disciplinas y desearon fervientemente haber estado.

Elegantes de azul y blanco, festejando un momento inolvidable, atravesaron el estadio como cada delegación, mientras en las plateas el presidente de la Nación, Mauricio Macri, y su esposa, Juliana Awada, se ponían de pie para aplaudir a los atletas. Al final del camino, el grupo viró hacia la derecha. Y mientras Scola dejaba la bandera en un sector, el grupo de más de un centenar de integrantes empezó un recorrido anárquico, rompiendo filas, separándose en grupos, filmándose, sacándose selfies, acercándose a las plateas para buscar a familiares y amigos. Los voluntarios tuvieron bastante trabajo hasta llevarlos casi hasta el sector por donde habían ingresado. Y ahí la siguieron, como si estuviesen en una gran celebración. Que en rigor lo fue. Una fiesta que había comenzado en la Villa misma, con un álbum de fotos variado y único, que pueden reunir en un instante a Ginóbili, Federico Grabich, Nicolás Laprovíttola, Luciano De Cecco y Delfina Merino, entre otros.

Be Sociable, Share!

Comments are closed.